Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

La subdelegación de Manos Unidas en Campillos inicia este fin de semana una campaña a beneficio de un centro de acogida en Senegal

Ayuntamiento de Campillos  • webmaster@campillos.es  • 952 722 168
Ayuntamiento de Campillos
Ayuntamiento de Campillos  • webmaster@campillos.es  • 952 722 168

Noticias


La subdelegación de Manos Unidas en Campillos inicia este fin de semana una campaña a beneficio de un centro de acogida en Senegal

La subdelegación de Manos Unidas en Campillos inicia este fin de semana una nueva campaña, con la que pretende recaudar fondos para contribuir en el desarrollo del proyecto de terminación y equipamiento de un centro de acogida de niños huérfanos y residencia de formación profesional para jóvenes de 17 a 19 años en Dakar, Senegal.

Con este objetivo se ha organizado en Campillos una jornada de ayuno voluntario que ha tenido lugar este viernes 10 de febrero y que se ha hecho extensiva a los grupos de catequesis, a los colegios y al pueblo de Campillos en general. Además, este fin de semana se llevarán a cabo colectas entre las personas asistentes a las misas que se celebren en la Iglesia Parroquial Santa María del Reposo.

Las actividades continuarán la próxima semana. Así, el próximo viernes, 17 de febrero, a partir de las 16:30 horas, se organizará una cadena humana que recorrerá diversas calles del municipio y concluirá en la puerta de la Iglesia Parroquial Santa María del Reposo. Una vez concluya la marcha, se leerá un manifiesto y se instalará en la Plaza de España un mercadillo para la venta de manualidades elaboradas por los grupos de catequesis.

A este fin se destinarán también los ingresos que se recauden en la tómbola benéfica que se celebrará durante la mañana del domingo 19 de febrero, a partir de las 13:00 horas, en el Parque José María Hinojosa. Esta iniciativa será coordinada por el grupo de catequesis de confirmación de la localidad.

Con esta propuesta se pretende contribuir al desarrollo de actividades generadoras de ingresos para la sostenibilidad del centro de acogida de niños huérfanos denominado “La Pouponnière”. Se llevará a cabo el acabado interior y se procederá al equipamiento básico de 11 habitaciones de la casa de acogida, se dotará de nuevo mobiliario, de equipamiento textil, se mejorarán las condiciones de los baños y se creará una sala de reuniones. La cantidad a recaudar para la completa ejecución del proyecto por el arciprestazgo Archidona-Campillos, del cual forma parte la subdelegación de Manos Unidas en Campillos, es de 38.214 euros.

Resumen del proyecto

El proyecto al que irán destinados los fondos que se recauden con las iniciativas que va a llevar a cabo la subdelegación de Manos Unidas en Campillos se sitúa concretamente en la zona de la Medina, uno de los barrios más populares de Dakar, capital de Senegal. El 5 de agosto de 1955, las Hermanas Franciscanas Misioneras de María fundaron un orfanato al que denominaron “La Pouponnière”, como respuesta a la necesidad que percibieron en el servicio de pediatría del Hospital Central de Dakar, donde ofrecían sus servicios.

Allí llegaban bebés huérfanos de madre, con niveles de desnutrición muy severos y que al regresar a sus hogares volvían a tener los mismos problemas. Por ello, se decidió crear un hogar que los acogiese durante unos meses para poder fortalecer su sistema inmunitario y su estado nutricional y evitar de ese modo el peligro de muerte. Desde entonces, no han parado de acoger bebés en situación de abandono, fallecimiento de la madre en el parto o casos sociales. Desde su inauguración, han acogido a 4.017 bebés.

“La Pouponnière”, en un principio, tenía capacidad para acoger a 55 bebés, pero en la última visita de la Reina Sofía a Senegal en el año 2006, ésta veló para que se les concediese una ayuda para poder ampliar y mejorar sus instalaciones y así aumentar la capacidad de acogida del mismo. Actualmente pueden acoger a más de 100 bebés.

Años después de la puesta en funcionamiento del centro, dentro del recinto, se creó el “Foyer Maria Goretti”, un internado (residencia de formación profesional) donde actualmente viven 45 chicas entre 17-19 años muy pobres provenientes de zonas rurales, que aprenden durante dos años distintas disciplinas impartidas por voluntarios: contabilidad, cálculo, costura, puericultura, cocina… Durante esta formación, se organizan en turnos para realizar las prácticas y tener bien atendidos a los bebés.

Los principales beneficiarios de este proyecto son, por una parte, alrededor de 100 bebés de entre 0 a 12 meses huérfanos de madre, abandonados o con problemas sociales. Estos bebés provienen de familias sin recursos, que no ganan ni un dólar al día, que no tienen los medios suficientes para sacar adelante a la familia, ni para acceder a los servicios sanitarios mínimos.

La otra parte de los beneficiarios son 45 jóvenes de entre 17 y 19 años procedentes del medio rural con apenas formación a quienes se acoge durante dos años en el “Foyer Maria Goretti”, dentro del recinto de “La Pouponnière”, y donde gracias al voluntariado de personas europeas residentes en Dakar, además de su mantenimiento, reciben formación en puericultura, hostelería y alfabetización. Como contraprestación, estas chicas aprenden y se encargan del cuidado de los bebés haciendo turnos.

La contraparte solicita la colaboración de Manos Unidas para una parte de la terminación y del equipamiento de la casa de acogida que ya funciona desde 2007. Esto permitirá alojar a más familias que viajan a Senegal a adoptar a los bebés en proceso de adopción o a personas que están de paso en Dakar, bien por motivos de trabajo o que van a colaborar como voluntarios en el orfanato.

Esta casa de huéspedes será una mayor fuente de ingresos que son realmente necesarios para que el centro de las Hermanas Franciscanas sea sostenible a largo plazo y no tenga que depender de la ayuda externa. El número de beneficiarios directos anuales es de 145. La aportación local es la dirección de la casa de acogida, su mantenimiento y parte del acabado y equipamiento.